miércoles, 7 de julio de 2010

Imágenes de Luxor (Egipto)...

Luxor es una auténtica maravilla. Desgraciadamente en los circuitos habituales organizados para conocer Egipto tan sólo se dispone de uno o dos días, en los que los turistas deambulan acalorados y a toda velocidad, por paisajes tan increíbles como el que muestran el Valle de los Reyes o las Reinas.

Como en cualquier punto que se precie de este colorido país hay un divertido bazar que nos muestra imágenes como las que he recogido:




Que mejor para "ver la vida pasar" que sentarse en uno de sus concurridos cafés a fumarse una shisa


Tuvo ocasión de degustar un exquisito zumo de "caña de azúcar" que te lo preparan al instante, introduciendo por una especie de molinillos la caña de azúcar, ésta se tritura y deja un zumo azucarado con el que recargas energías al instante.


No suele ser habitual visitar el Templo de Seti I, en su tiempo, fue uno de los monumentos más importantes del Oeste de Tebas. Hoy en día es poco visitado y merece la pena recorrerlo y observar sus maravillosas columnas en forma de papiro. El templo se encuentra junto a la carretera del Valle de los Reyes, pero en dirección al río.



Muy cerca de este tempo se encuentra la casa donde vivió Howard Carter, el gran descubridor de la tumba de Tutankamón. Es impresionante ver los efectos personales que de él se conservan, desde los libros de su biblioteca hasta documentos escritos por su puño y letra.




Y en el Valle de los Reyes nos encontramos precisamente esa tumba. Suele decepcionar bastante ya que se necesita una entrada especial que cuesta unos 12 euros y tan sólo encontramos su momia y uno de los sarcófagos (El resto está distribuido por diferentes museos, principalmente en el Cairo) Por cierto, es mejor no hacer esta foto porque a los pocos minutos me requisaron la cámara, aunque no hay nada en Egipto que no se solucione con una buena negociación.


Junto a la carretera que lleva a los monumentos de la orilla occidental nos encontramos con los impresionantes "Colosos de Memmón". Estas estatuas son casi lo único que queda de uno de los mayores templos de Egipto. Cada uno se esculpió de un solo bloque de piedra y miden 18 metros de alto.


Para salirme de los circuitos habituales conté como guía con el gran Alí Farouk Sayed, capataz del egiptólogo español José Manuel Galán, y que proviene de una larga familia de arqueólogos.


Si uno sale de las zonas visitadas por los turistas llegará a la necrópolis de Dra Abu el Naga. Esta necrópolis tiene una gracia añadida para los españoles, es aquí donde se encuentra la tumba de Djehuty (TT11) que está excavando José Manuel Galán y todo su equipo, que tan buenos resultados está dando... Las pinturas que encontramos en las tumbas son de vivos colores y yo destacaría la Tumba de Roy (TT255) y Tumba de Shuroy (TT13).


Para más información sobre los trabajos que están realizando José Manuel Galán y su equipo los podéis seguir a traves de esta web:

http://www.excavacionegipto.com

Toda la zona encierra decenas de tumbas no habituales de los turistas pero repletas de auténticas maravillas.




Si hay algo que pueda destacar sobre el resto en Luxor, cosa difícil, es el increíble templo de Karnak. Seguramente nos encontramos ante el mayor complejo de templos construidos jamás. Creció en diferentes etapas durante 1500 años y varios faraones fueron añadiendo construcciones. Es imprescindible ver el espectáculo de luz y sonido (en español es todos los lunes)




Hay que imaginarse este complejo en todo su esplendor, cuando Tebas era la capital del todopoderoso Egipto y Karnak su centro neurálgico. Este no sólo era un lugar de culto, sino también la residencia de los faraones, el centro de la administración, un tesoro inmensamente rico y el pilar de la economía ya que poseía grandiosas extensiones de terreno y daba trabajo a miles de obreros. Eso sí, no era un templo al que pudiera acceder la gente común, los único que podían traspasar sus puertas eran los sacerdotes y la nobleza.





Alejándose del templo principal y tras sobornar a varios guardias se puede llegar a una zona en la que están trabajando arqueólogos franceses. Dentro de una pequeña cámara se encuentra escondida de los turistas la diosa Sekhmet, con aspecto de leona. La diosa de la batalla que defiende con fiereza sus territorios, por eso también dicen que es la defensora del hogar.


Originariamente el Templo de Karnak estaba unido al de Luxor por una avenida de esfinges de unos 3 kilómetros.


En la actualidad, el ayuntamiento de Luxor, está trabajando para recuperar la mayor parte de este trazado tan espectacular, para ello se han realizado bastantes demoliciones de viviendas y locales, y ya hay bastante tramo recuperado.


El templo de Luxor, está ubicado junto al Nilo y se encuentra rodeado por la ciudad moderna, es uno de los más cautivadores monumentos faraónicos.






La entrada al templo se realizaba originariamente a través de dos impresionantes obeliscos, solamente podremos ver uno, el otro se encuentra en la plaza de la Concordia de París.


Aquí podemos ver el de París, obviamente, mucho mejor conservado:


El templo de Luxor debe su excelente estado de conservación a dos factores: quedó cubierto de arena y la población de Luxor se construyó encima. En 1885, empezaron las excavaciones, que aún continúan, y al quitar la arena y el pueblo, apareció el templo. De hecho aún queda dentro del templo una mezquita que el pueblo pidió que no se derribara.


Pero Egipto y Luxor, no son solamente ruinas y monumentos, es también placer y diversión. Hasta la próxima javiviiiiii







1 comentario:

Jean Bedel dijo...

Pedazo de crónica visual nos has hecho de tus vacaciones Alberto. La verdad es que tiene una pinta espectacular el viaje que te has marcado a Luxor, con el atractivo de salirte de los tours convencionales y el aire a aventura "Indianajonesiana". Mucha y sana envidia. A ver si algún día podemos emular tu viaje. Salud! JB